Argentina: El transitar del ciudadano no educado

Date:

Por: Magister Viviana Isasi. Consultora política internacional especialista en Juventudes. Argentina.

Otra sociedad, otra agenda cultural. La culpa del giro político de Argentina, para muchos, la tiene la sórdida política adultrocentrista y conforme (“siempre lo mismo”). El quiebre de la realpolitik. El reseteo del “derecho de los gobernados” por un «nuevo derecho» («nouveau droit»), como estrategia de resistencia y como «práctica de libertad». Está justo allí, donde lo sólido se desvanece (trabajo registrado, derecho a tener derechos, representación política y sindical, tamaño del estado) y ahí va el país transicionando a un nuevo modelo de sociedad.

Todo lo que era considerado justo ya no lo es. Son nuevas agendas están impulsadas por las nuevas generaciones que cambiaron la discusión pública. Ir desde donde se estuvo y está hacia donde no se ha estado. Es una sociedad aspiracional. Es el grito “del ciudadano no educado argentino” que se anima a cobrarse una deuda. Es un cambio cultural. Milei es el síntoma de un cambio generacional de electores (más del 40% del padrón electoral tiene menos de 35 años) que han roto el statu quo de la agenda pública a partir de nuevas formas de socialización. Generaciones que instauraron la era de la desconfianza política.

Es decir el quiebre de un modo de estructura societal y de una matriz sociocultural que fortalece otros imaginarios, otras marcas identitarias y producen otras formas y relaciones que son provocadas por diversos sujetos sociales. Mientras tanto, se postea un meme de libertad y la definen como acción política. Y, en frente, abundan melancólicos en los cafés cargando contra otros, por el paso del concepto acuñado por Hannah Arent, donde las personas con derechos, son  personas con libertad, con posibilidad de hacer, es decir con Estado, al concepto que motiva Milei, con «una democracia sin derechos pero con libertad de elegir, es decir una ideología privatista».

La verdadera agresividad

No hay lugar para la revolución en Argentina si se pasa de una sociedad del miedo (paralizada) a una sociedad en estado de alerta y de la  autoexplotación constante. Sería un sufrimiento útil pero finito. Si apostaste a un outsider y este falla ¿qué queda?, como sigue la historia si falla un líder que nació de la decepción y la apatía. Resulta más peligroso que sostenerlo.

El discurso mileista le ganó al kichnerismo pero en términos reales ni siquiera vale discutir la plusvalía de Marx, porque hoy los trabajadores no son obligados o enajenados, sino seducidos por una vorágine de “libertad” y compensados por supuestas satisfacciones y elecciones, donde la libertad pasa por lanzarse eufóricos a trabajar hasta resultar quemados.  Como dijo recientemente el escritor Leonardo Padura, en una visita al país, “Cuba no es un modelo laboral a imitar, pero tampoco lo es China, porque si la autoexploración resulta ser el futuro, no lo quiero”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Fundación Mujeres Reales organiza conmemoración por los 100 años del voto Femenino en Ecuador

La Fundación Mujeres Reales prepara con entusiasmo un evento...

Policía Nacional busca indicios del asesinato de la funcionaria Claudia Martínez ocurrido en Portoviejo

La Policía Nacional investiga el asesinato de Claudia Martínez,...

Consejo de Europa adoptará el primer tratado internacional para regular la IA.

El Consejo de Europa, que agrupa a 46 estados europeos (27 de ellos...

Siete asambleístas en el listado de baja ocupación en curul, según Observatorio Legislativo

Siete asambleístas aparecen en el listado de quienes tienen una baja ocupación...