El sendero que se bifurca.

Date:

Ecuador se encuentra en una bifurcación del camino (este título lo he robado a Jorge Luis Borges). Nuestro pasado se remonta al surgimiento de la cultura Valdivia en la costa del pacífico alrededor del año 3500 A.C. Su presente está plagado de crisis y conflictos mientras el mundo entero enfrenta un nuevo orden mundial emergente. Por delante tenemos dos caminos distintos que conducen a futuros muy diferentes. El camino de la derecha continúa por la misma ruta que ha estado recorriendo durante los últimos 500 años, mientras que el camino de la izquierda busca renovar los caminos que funcionaron aquí durante los 3.000 años anteriores.

El primer sendero sigue el camino del subdesarrollo basado en la extracción y exportación de materias primas. Desde la conquista española, Ecuador ha vendido o ha sido despojado de su oro, plata, cobre, bauxita e hidrocarburos, causando grandes daños al ecosistema y relegando al país a un estado de baja tecnología y deuda renovable pero siempre creciente. La mayor parte de la extracción la realizan empresas extranjeras y la mayor parte del dinero generado por los “arrendamientos” para extraer recursos subterráneos es robado o desviado antes de que llegue al tesoro nacional.

Sin embargo, el argumento abrumador en contra de este camino es el impacto global de este modelo de crecimiento, desarrollo y distribución de la riqueza, provocando, de manera cada vez más visible y científicamente predecible, cambios en nuestro entorno que, a menos que se detengan pronto, provocarán un colapso masivo de ecosistemas y la extinción de miles de especies, posiblemente incluyéndonos a nosotros mismos.

¿Estoy exagerando? ¿Estoy afectado por pesadillas distópicas y propaganda ambientalista? Hasta hace poco me reía de los guerreros ecológicos que predecían el Armagedón ambiental, diciendo a los verdes que pedían apoyo que tendríamos suerte de morir a causa del calentamiente global, pensándolo menos peligroso que las armas nucleares, las armas biológicas, las armas espaciales o las armas controladas por computadoras, el colapso de Internet y/o el sistema financiero, ciberataques, pandemias o una colisión con un asteroide.

Últimamente mi lista de riesgos se ha reordenado y el cambio climático ha pasado a primer plano, impulsado por la acumulación de evidencia científica y experiencia personal. El proceso es fácil de ver, pero difícil de detener. A medida que las civilizaciones se desarrollaron, los humanos se sintieron con derecho a usar como recurso todas las demás formas de vida e incluso la propia Tierra. En realidad, tenían razón: fuimos la primera especie en dominar las técnicas necesarias para cultivar comida, domesticar animales y extraer metales para trabajar, lo que sin embargo no nos da carta blanca para destrozar ecosistemas y eliminar especies. Nuestro camino hacia el desarrollo demandaba fuentes de energía; el agua y el viento, útil pero limitados. El vapor, creado al quemar carbón, marcó el comienzo de la era de los hidrocarburos, poderosos pero sucios.

Recientemente, las regiones en desarrollo están declarando su derecho a utilizarlos, argumentando que, si las superpotencias utilizaron el poder sucio para salir adelante, ¿por qué no pueden ellas? Es un argumento sólido excepto que, si extraemos y utilizamos todos los depósitos de hidrocarburos conocidos, la temperatura promedio alrededor del planeta aumentará 10°C, convirtiendo cada día en más de 30°C y en un día en más de 40°C.

Creará una amplia zona alrededor del ecuador no apta para la habitación humana. Colapsará el ecosistema amazónico, los árboles y las plantas se secarían y quemarían, librando su carbón a la atmosfera y convirtiendo la Amazonía en tundra seca y liberando la mayor reserva de dióxido de carbono a la atmósfera, acelerando el calentamiento.

Si el calor derrite todo el hielo de los polos, elevará el nivel del mar 70 metros, ahogando todas las ciudades costeras. Pero antes de eso, el colapso de la agricultura y la competencia por los recursos harán más probables que varios de los otros peligros en mi lista de riesgos.

Me parece claro que esto es real, pero muchos, incluidos algunos de mis amigos, todavía no creen que esté sucediendo, o si es así, no hay nada que podamos hacer al respecto. En algunas personas se trata de una simple negación; se niegan a aceptar las consecuencias de su realidad. Unos pocos creen en elaboradas conspiraciones entre miles de científicos y líderes de todo el mundo. Otros señalan que los ecologistas comenzaron a advertirnos en la década de 1960 y todavía estamos aquí, sin tomar en cuenta que estos cambios globales generalmente tardan millones de años en ocurrir, mientras que estamos viendo uno desarrollándose durante nuestras vidas y frente de nuestros ojos. Finalmente, hay quienes dicen que el cambio es natural e inevitable y que los humanos podemos adaptarlo o solucionarlo con la tecnología.

Creo que este último grupo tiene parte de razón. Es demasiado tarde para escaparlo por completo, pero si actuamos pronto podemos limitar los efectos a algo a lo que podamos adaptarnos mientras intentamos recuperar el equilibrio. Si no actuamos, estamos condenados. El otro camino se basa en la coexistencia entre nosotros y con otras partes del ecosistema. Rechaza la extracción y la servidumbre por deudas. Cree que la ventaja nacional de Ecuador es su biodiversidad. Estamos entre los 5 países mega biodiversos del mundo, el más pequeño de los 5, y ofrecemos fácil acceso a cientos de ecosistemas distintos. Personas de todo el mundo comprenden lo importante que es esto y el ecoturismo cuidadosamente protegido y manejado. La agricultura ecuatoriana ya es mundialmente famosa; somos el exportador #1 de banano y Manta es el puerto atunero más grande de América. El turismo y la agricultura son industrias sostenibles con futuros ilimitados, aunque el cambio climático desenfrenado podría convertir nuestros sueños en pesadillas. Claro, tenemos petróleo, pero muchos países tienen más que nosotros. Nadie tiene más biodiversidad que Ecuador. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Policía Nacional busca indicios del asesinato de la funcionaria Claudia Martínez ocurrido en Portoviejo

La Policía Nacional investiga el asesinato de Claudia Martínez,...

Consejo de Europa adoptará el primer tratado internacional para regular la IA.

El Consejo de Europa, que agrupa a 46 estados europeos (27 de ellos...

Siete asambleístas en el listado de baja ocupación en curul, según Observatorio Legislativo

Siete asambleístas aparecen en el listado de quienes tienen una baja ocupación...

Restaurante quiteño en la lista de los 101 Mejores Restaurantes de Carne del Mundo

La prestigiosa lista “World’s 101 Best Steak Restaurants” presentó...